Mayra Mariani: “Queremos empezar a relacionar a AYSA con la educación, la tecnología y el género”

Mayra Mariani: “Queremos empezar a relacionar a AYSA con la educación, la tecnología y el género”

Por Milagro Pannunzio

Mayra Mariani, vecina del municipio de Tigre y concejala ad honorem, hoy se encuentra desempeñando funciones en AYSA. Dentro de la empresa que brinda el servicio público de agua potable y el tratamiento de desagües cloacales, Mayra es la directora de Relaciones Institucionales. En esta entrevista con Zona Norte Ambiental dialogamos sobre las diferentes iniciativas que está llevando adelante con la gestión de Malena Galmarini en la empresa.

¿Cómo surgió la iniciativa de realizar un HACKATON sobre los desafíos del agua 2020?

Lanzamos hace 20 días esta propuesta que surgió como una inquietud de empezar a trabajar nuevas tecnologías aplicadas al agua. Primero hicimos un relevamiento de cuáles serían los desafíos que deberíamos atacar, y en base a eso empezamos a trabajar en unión con el Ministerio de Medio Ambiente. A medida que le fuimos dando vuelo a la idea, se comenzaron a sumar empresas tanto telefónicas, como de tecnología, entonces fue un proyecto que comenzó chiquitito y se expandió. Así nació el hackathon.

¿De qué trata la propuesta?

El hackathon consiste en trabajar en 10 desafíos que nosotros planteamos de cara a futuro para resolver. Por ejemplo, uno de ellos es fuga de agua en cañería, otro es micromedición y también omnicanalidad.

Tenemos aproximadamente 450 inscriptos que los vamos a dividir en grupos y cada grupo va a trabajar con 3 mentores, que son las personas que van a hacerles de soporte a medida que les surjan dudas o ante cualquier problema que pueda presentarse en la jornada. Uno de los mentores va a ser un técnico de AYSA, que es quien mejor conoce el problema propiamente dicho. Luego, según los temas, va a haber mentores del Ministerio de Ambiente, de ARSAT, Microsoft, Google. También va a participar Telefónica, Telecom, Claro y Amazon, entre otros. A su vez, hubo una muy buena recepción de las embajadas, que nos están apoyando con mentores y jurados; se ha formado un equipo muy grande de personas de distintos lugares. Creemos que va a ser una experiencia muy enriquecedora.

El hackathon se lleva a cabo el 14, 15 y 16 de octubre. Estos equipos trabajan durante todo el día en el desafío al cual ellos se anotaron y eligieron mediante la herramienta mural de “zap” donde se relacionan los distintos participantes. De los 30 equipos que se conforman, 10 son los que llegan a la final, siendo 1 por desafío. Una vez que son elegidos los 10 finalistas, comienzan las presentaciones. Finalmente el jurado va a seleccionar 3 proyectos, que son los que van a ser financiados para su ejecución. 

Estamos con mucha expectativa, los perfiles que se han inscripto son muy buenos. Tenemos una gran participación de mujeres. Las inscripciones superaron las expectativas con un público muy diverso, desde estudiantes, arqueólogos, ingenieros, médicos.

¿Cuál es la visión que tiene ésta gestión de AYSA para trabajar en una empresa de un servicio tan importante como el agua?

Desde la llegada de Malena, como presidenta de AYSA, siendo la primera presidenta mujer de la empresa, queremos darle una mirada más cercana al usuario. Es una empresa extremadamente técnica, de mucho prestigio y nosotros lo que queremos es acercarla al usuario, a la usuaria. Estamos trabajando políticas de género dentro de la empresa. Las cooperativas que van a trabajar en “agua y trabajo” y “cloaca y trabajo”, tienen que ser 50/50, mitad participantes varones y la otra mitad mujeres.

Le estamos dando una impronta más social y más cercana. Queremos que estas iniciativas acerquen a AYSA a la gente. Trabajar la innovación, las tecnologías aplicadas al agua, al medio ambiente. El agua es un recurso escaso y su proceso de potabilización es caro. La verdad que también otra de las ideas que siguen es empezar a trabajar muy fuerte lo que es la concientización del recurso.

¿Cómo es el desafío de incorporar la perspectiva de género a AYSA teniendo a su primer presidenta mujer, y a otras mujeres como vos en cargos directivos?

De a poco vamos avanzando y ganándonos nuestros lugares. Nosotros desde que llegamos a AYSA trabajamos, por ejemplo, una guía de lenguaje no sexista para la parte de comunicación tanto interna como externa. Esta es una empresa donde hay muchos varones de muchos años y la resistencia obviamente, siempre aparece. Sin embargo, Malena es una persona que está abriendo muchas puertas. Ella al llegar a AYSA tuvo que soportar prejuicios del entorno pero está demostrando que está más que calificada para el lugar que ocupa. Un poco nuestra misión es demostrar que las mujeres podemos hacer lo mismo que los varones.

Acá en AYSA nosotros tenemos muchos matrimonios, entonces ahora por ejemplo durante la pandemia estamos trabajando las licencias equitativas. Una semana se queda la mamá y otra semana se queda el papá con los niños. Las que tenemos la oportunidad de estar en lugares de decisiones tenemos que trabajar políticas para que queden instaladas y le pueden abrir la puerta a todas las que vienen. Como yo digo, agarrándose la mano y dándose un empujoncito. Es trabajar para que todas el día de mañana tengamos un lugar y no tengamos que dar explicaciones de cómo llegamos o qué hicimos. Que sea lo mismo que en un lugar esté un varón o una mujer, que es a lo que apunta la iniciativa de las cooperativas. Nosotras tenemos que demostrar que tenemos las mismas capacidades si nos dan las oportunidades, o a veces más.

Esto no es en contra de los varones sino que es con ellos, es juntos, es a la par, es codo a codo. Nosotros no venimos a sacarle el lugar a nadie, venimos a sumar. De la fuerza productiva de un país, el 52% son mujeres, entonces lo que nosotras pedimos es la oportunidad para caminar juntos.

¿Cómo se encuentra la zona norte en cuanto a la accesibilidad del agua y cuáles son los puntos en los que hay que trabajar? ¿En qué obras ya se está trabajando?

Zona norte es una zona que en comparación a otros lugares está bastante avanzada. Hoy tenemos 33 obras de agua y 36 de cloacas. Esto quiere decir que vamos a beneficiar aproximadamente a 3 millones de habitantes de la zona norte. 

Nosotros llegamos a una empresa donde las obras estaban frenadas, venía todo dilatándose mucho. El sistema del Riachuelo es un sistema muy grande de saneamiento que estaba frenado, así que lo que hicimos fue empezar a reactivar todas las obras. Entre agua y cloacas, hay 70 obras activas en zona norte.

¿Qué responsabilidad o qué rol crees que tiene la empresa frente a una agenda de desarrollo sustentable para la Argentina?

Hay una dirección de sustentabilidad que está trabajando todo lo que es tratamiento de residuos, tratamiento de lodo. Como te decía antes creo que tenemos que focalizar mucho en lo que es el consumo de agua. Un poco el concepto que está instalado es que el agua es gratis, abro la canilla y sale agua. Entonces no hay tanta concientización de lo que cuesta que vos abras la canilla y salga agua. También vamos a trabajar en lo que es la solidaridad del agua. No todos tienen la posibilidad de abrir la canilla y que salga agua, y por eso no vamos a desperdiciar nuestra agua, porque hay un otro que no lo tiene. Entonces creemos que empezar a involucrarse desde otro lado con el otro es fundamental. La pandemia nos ha expuesto la importancia del agua en la vida de una persona, entonces me parece que ahora hay que tomar eso como una fortaleza y trabajar en el cuidado de ese recurso.

Por otro lado nosotros también estamos reactivando el ALOAS (Asociación Latinoamericana de Operadores de Agua y Saneamiento) que es una asociación de la que forman parte todas las empresas latinoamericanas, donde AYSA tiene la presidencia. Es un lugar que se había abandonado, así que nosotros lo estamos retomando y estamos trabajando con todas las empresas del área. Ver cómo nos ayudamos en las distintas soluciones al recurso, qué cosas nos sirven, el intercambio de experiencias es enriquecedor siempre. Estamos todo el tiempo trabajando en intercambios internacionales para ver de qué manera nos enriquecemos entre todos y empezamos a trabajar de manera conjunta por un recurso escaso en el mundo, no solo acá.

¿Cómo es la relación que tiene AYSA con el/la usuario/a?

Nosotros estamos tratando de empezar a conocer a quien le estamos dando agua. ¿A quien le estoy dando agua, a “Castillo 342” ó a Milagro? Queremos pasar un poco ese formato de frialdad a algo más personal, empezar a conocer un poco más a quien le estoy brindando el servicio y trabajar en pos de esa relación. Sabemos que la relación con una empresa de servicio siempre es difícil, uno se enoja,  te cortan el agua o no tenés presión. Esas cosas pueden suceder, porque estamos brindando un servicio y puede ser que falle en algunas cosas, pero queremos empezar a acercarnos desde otro lado.

Trabajamos un micrositio de educación que está colgado dentro del portal de Juana Manso del Ministerio de Educación. Ahí tenés diferentes herramientas para nivel inicial, primario, secundario y terciario, material para que trabajen los docentes con los alumnos, como videos, tutoriales, información. 

Queremos empezar a relacionar a AYSA con otras cosas, como la educación,  la tecnología y el género. Empezar a ponerla en otros temas, además de brindar el servicio. Nosotros para este año estamos ejecutando 350 obras. La pandemia a nosotros no nos frenó.

Compartir en:



No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*